Violencia contra las mujeres. Modelo de atención integral

La Violencia contra las mujeres y niñas existe desde tiempos remotos,  pero es en los últimos años cuando comienza a reconocerse como problema a nivel mundial evidenciándose tanto su incidencia como sus consecuencias individuales y sociales.

En 1979, con la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y su Protocolo Facultativo,  se reconoce la discriminación hacia la mujer por el sólo hecho de ser mujer en diferentes ámbitos (social, laboral, económico, etc.), pero el reconocimiento de los Derechos Humanos de las mujeres, no se da sino hasta 1993 en la Segunda Conferencia Mundial de los Derechos Humanos en Viena, cuando se identifica que la situación de las mujeres en el mundo no puede ser analizada, abordada, ni sancionada, sin considerar los aspectos referidos al género, la inequidad y las relaciones de poder entre hombres y mujeres.

Si bien es cierto, que cada vez  hay un mayor reconocimiento de esta violencia como un problema de salud pública, obstáculo para el desarrollo y violación de derechos humanos; también lo es, que aún nos queda mucho camino por recorrer para disminuir y erradicar el problema.

En Venezuela contamos con un marco jurídico que apoya esta labor, a través de la Ley Orgánica por el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, vigente desde marzo del 2007. Esta nueva legislación, si bien constituye un avance en la protección de los Derechos Humanos de las venezolanas, requiere de ser implementada exitosamente, lo cual implica no sólo la creación de las instancias del sistema de justicia encargadas del abordaje de estos delitos, sino además, formación y capacitación a funcionarios/as de diversos sectores (justicia, salud, social, educación), sensibilización a la colectividad, desarrollo de programas de atención dirigidos a víctimas y a agresores, así como todo un trabajo en cuanto a procedimientos técnicos, jurídicos y a nivel de prevención.

Para contribuir al desarrollo de programas y procedimientos de atención y prevención , se desarrolló el proyecto es “Prevenir y reducir la violencia basada en género entre los sectores más pobres, sub-urbanos y rurales del Estado Lara y Distrito Capital en Venezuela adoptando una metodología nueva y un enfoque integral” ejecutado  gracias a la alianza de tres organizaciones: AIDOS – Associazione Italiana Donne per lo Sviluppo, ALAPLAF – Asociación Larense de Planificación Familiar y AVESA Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa; con el financiamiento de la Unión Europea.

El proyecto fue desarrollado desde diciembre 2007 hasta noviembre 2010, y tuvo como propósitos mejorar la calidad de vida de las mujeres venezolanas de los sectores más desfavorecidos reduciendo la violencia en contra de ella; crear  un ambiente más favorable para la denuncia, atención y la prevención de los casos y reducir la pobreza de las mujeres. Además de, facilitar la prevención y detección de casos de violencia y el acceso de las víctimas de violencia de género a servicios integrales y de buena calidad.

Uno de los productos desarrollados en este proyecto fue el material denominado “Violencia contra las mujeres. Modelo de atención integral” que proporciona herramientas conceptuales para comprensión de la violencia contra las mujeres y además brinda pautas para la atención de victimas desde lo social, lo médico y lo psicológico, con consideraciones adicionales acerca del acceso a la justicia para las mujeres.

Aquí compartimos nuestro modelo .